Fábula en Oriente Medio

“¿Y ahora a dónde vamos?”

Este es un cuento, quizás una fábula.* En la primera secuencia, en un pueblito del Líbano una procesión de mujeres de negro marcha hacia el cementerio a honrar a sus muertos. Al llegar se dividen: unas van al cementerio cristiano y otras al árabe. En la última secuencia otro cortejo que transporta un féretro ya no sabe ni a qué cementerio ir. Entre el comienzo y el final del relato se ha producido el milagro: las matanzas en un país dividido en dos por diferencias religiosas es cosa del pasado. Ahora reina la paz y la concordia, como debiera ser en la recién inaugurada primavera árabe.
Los métodos imaginados por la libanesa Nadine Labaki (37 años, segunda película como directora, libretista y actriz) construyen una divertida comedia costumbrista donde las mujeres se organizan para terminar con el contencioso masculino. El desarrollo de la trama mezcla escenas musicales con coreografía como en el viejo cine de Hollywood, grotescas transgresiones a las identidades religiosas cristianas y musulmanas, complicidades de un sacerdote católico y un imán, árabes que se convierten en cristianos y viceversa, coristas ucranianas cómplices (geográficamente Ucrania está muy cerca) contratadas para tranquilizar a los hombres. La metáfora parece bastante obvia para que nadie dude de las intenciones de la directora Labaki, que fundamenta su propuesta pacifista en broma y en serio, construyendo una utopía que –en la película, en la ficción– funciona y da resultado. Al final todos terminan contentos y felices, el espectador aplaude el éxito femenino (así ocurrió en la sala de estreno), y a otra cosa, hasta el próximo conflicto con alguna matanza incluida, como induce a pensar el título que traduce exactamente el original francés.
Cierto, Nadine Labaki no se recibirá de politóloga ni de pensadora con esta película, pero ha tomado la precaución de evitar que su fábula se refiera a un tiempo y un lugar concretos, así que la moraleja puede aplicarse a otros lugares del Oriente Medio en primavera. Esa levedad y simpatía le han ganado premios en San Sebastián, Toronto, Sundance y elogios en Cannes, lo que no es poco.

*     Et maintenant on va où? Francia/Líbano/Egipto/Italia, 2011.

Escribir un comentario