Ciudades y campus del saber

Nuevas carreras de la Udelar en el Interior

Siete son las nuevas ofertas terciarias y universitarias que estrena la Universidad de la República (Udelar) en el Uruguay profundo, en un total de 107 carreras (70 de las cuales son completas). A través de los centros universitarios regionales ya hay presencia en Artigas, Salto, Paysandú, Fray Bentos, Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo, Treinta y Tres, Maldonado y Rocha.


Hay que coincidir con Gregory Randall, pro rector de investigación y presidente de la Comisión Coordinadora del Interior de la Udelar, en que la oferta que esa casa de estudios brinda en el Interior es muy diversa. Son 70 carreras completas, largas y cortas, que incluyen las tecnicaturas, los cursos de tecnólogos que se brindan junto con la utu, varios posgrados, los llamados “ciclos iniciales optativos” (que equivalen al primer año de facultad en una determinada área de conocimiento, lo cual permitirá a quienes los cursen seguir luego distintas carreras). A esto se agregan carreras totalmente novedosas, que sólo se cursan en el Interior. Son las denominadas “carreras únicas”, ancladas en el territorio: “Buscamos que algunos centros regionales se conviertan en referencias en cierta temática, ello implica la concentración en ciertos lugares de recursos humanos muy calificados, docentes con dedicación total, grupos de investigación, equipamiento pesado, es decir, recursos nacionales de excelencia en ciertos temas”, explicó Randall a Brecha.

 

DE BUENA MADERA. Estas carreras únicas forman parte de una política universitaria de descentralización y de formación de sedes regionales con un cierto perfil en torno a los “ejes temáticos prioritarios” de Uruguay. Así es como se ha definido que en la región del noreste (Rivera, Tacuarembó y Cerro Largo) uno de los ejes sea la cadena forestal maderera. Hay dos carreras relacionadas: una que empezó hace dos años y otra que comenzará en marzo de 2014. En Rivera ya se dicta junto con la utu el Tecnólogo Maderero y en Tacua-rembó se dictará la nueva Ingeniería Forestal, que no existe en ningún otro punto del país, y que es un esfuerzo común de las facultades de Ingeniería, Agronomía y Ciencias.
“La forma de generar capacidades y novedades en la región pasó por identificar áreas específicas o regiones del país con ciertas particularidades o identidades, en sus distintas dimensiones de la realidad: económica, productiva, social, cultural. En particular en nuestra zona, una temática que ha tomado especial relevancia es todo lo que hace a la actividad forestal”, explicó a Brecha Daniel Cal, director del Centro Universitario de Tacuarembó.
“Debíamos crear oferta académica pertinente a esa realidad laboral del noreste”, reafirmó. Y tomando en cuenta esa realidad, la Udelar ha procurado la instalación de varios polos de desarrollo en la zona, con grupos académicos de investigación, enseñanza y extensión, vinculados a temas como el desarrollo y salud forestales –que trabaja especialmente la temática enfermedades dentro de la Facultad de Agronomía–, desarrollo industrial –el servicio de referencia es la Facultad de Ingeniería, que ya tiene una maestría en celulosa y papel–, y luego dos polos complementarios: tecnología química y otro vinculado a la biología vegetal.
Pero no todas las nuevas carreras de la Universidad están vinculadas al desarrollo de los considerados “ejes productivos duros” –la madera, la carne, la minería o la energía–, sino que también se enfocan en el desarrollo cultural, social, humanístico. Desde este punto de vista, en marzo comienza en Tacua-rembó la Tecnicatura en Promoción de Bienes Culturales, opción Patrimonio, y en Paysandú la Tecnicatura en Promoción de Bienes Culturales, opción Historia Regional y Local (véase recuadro). Se trata de carreras cortas de tres años, que fueron ideadas por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.
“Así como estamos concentrando recursos desde Tacuarembó a Rivera en lo que tiene que ver con la producción de la madera y la carne, también estamos concentrando recursos en temáticas vinculadas a la identidad”, explicó Randall. De esa forma, se conformarán grupos de arqueología e historia, se estudiarán los componentes indígenas en la población, empezando por Tacuarembó, que es la zona con mayor presencia indígena.
En total las carreras que lanza la Udelar a partir de marzo de 2014 en el Interior son siete. Además de las mencionadas, en Salto se dictarán dos nuevas opciones: el ciclo inicial en Biología-Bioquímica y el posgrado de Inclusión Social Educativa. Asimismo, el Centro Universitario de Paysandú estrenará el ciclo inicial del Área Salud. Por su parte, en Tacuarembó se ofrecerá también la opción de técnico promotor en desarrollo regional sustentable que ideó la Facultad de Ciencias Sociales. 

Escribir un comentario