“Bueno, eduquemos” – Brecha digital
Edición 1509 Suscriptores

“Bueno, eduquemos”

El arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, cree que lo que se logra con esta propuesta de reforma constitucional es crear un mensaje equivocado de más represión. Piensa en cambio que si existe un tema de inseguridad que tiene que ver con los jóvenes, la solución es educar.

Ombú

—¿Cuáles son los fundamentos y argumentos que sostienen su postura en contra del proyecto de bajar la edad de imputabilidad?

—Yo pienso que no es una solución. Ante todo es eso. ¿Por qué no es una solución? Primero, porque ya existe un sistema penal juvenil. Porque se crea la falsa idea de que con los chicos que cometen delitos no pasa nada. Y sí, pasa. Existe un sistema penal juvenil, donde los chicos de 13 a 18 años –si cometen un delito– quedan privados de libertad u obtienen una sanción acorde al delito cometido. Segundo, ya existe un instituto especializado para estos chicos, que es el Sirpa, que está dentro de la órbita del Inau. El hecho de que el Sirpa funcione bien o mal, o que sucedan hechos tan lamentables como los que han sucedido últimamente, no implica que porque se cree o...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?