Edición 1534 Suscriptores

La ironía, el sarcasmo y el compromiso

Eduardo era, hasta ayer y desde años atrás, el ensayista más agudo y honesto en la ilustración de la descripción del continente en el que nació y creció, pero también el narrador más sarcástico de la exageración con la que el histérico mundo actual nos golpea cada día.

Dibujo de Eduardo Galeano

Cuando parte un amigo que te ha ayudado a entender el secreto de una profesión, a vivir con ideales y te ha regalado el placer de su palabra, como me sucedió a mí con Eduardo Galeano, resulta difícil encontrar las palabras adecuadas para decirlo. Todo suena banal.

Eduardo era, hasta ayer y desde años atrás, el ensayista más agudo y honesto en la ilustración de la descripción del continente en el que nació y creció, pero también el narrador más sarcástico de la exageración con la que el histérico mundo actual nos golpea cada día, tanto en América Latina como en el resto del planeta.

Me conmuevo ahora al pensar en la actualidad de sus irónicos discursos, sobre todo en estos días, en que se han gastado tantas palabras tras el histórico encuentro entre Obama y Raúl Castro que debería fin...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Final de campaña en Montevideo

La pelea es adentro

Política Suscriptores
Cuatro barriadas con los candidatos

Por las calles de Montevideo

Política Suscriptores
Avanza la investigación por espionaje militar en democracia

Resabios de aquellos tiempos

Sociedad Suscriptores
Cabildo Abierto busca coronarse en el noreste montevideano

Viento en el quepis