Edición 1556 Suscriptores

Tsipras, Syriza y el transformismo

Cuando uno acepta resignarse a gobernar con el programa del adversario lo único que logra es desalentar cualquier experiencia alternativa y abonar la tesis de que sólo hay una política posible, dice Manuel Monereo en esta columna, publicada en vísperas de las nuevas elecciones griegas del domingo.

Alexis Tsipras en busca de la reelección / Foto: AFP, Louisa Gouliamaki

Ellos, los que mandan, nunca se equivocan. Aciertan casi siempre. Su especialidad es cooptar, integrar, domar a los rebeldes para asegurar que el poder de los que mandan de verdad y no se presentan a las elecciones se perpetúe y se reproduzca. El transformismo es eso: instrumento para ampliar la clase política dominante con los rebeldes, con los revolucionarios, asumiendo algunas de sus reivindicaciones a cambio de neutralizar y dividir a las clases subalternas. La clave es esta: para conseguir que el sujeto popular sea no sólo vencido sino derrotado, es necesario cooptar a sus jefes, a sus dirigentes. Con ello se bloquea la esperanza, se promueve el pesimismo y se demuestra que, al final, todos son iguales, todos tienen un precio y que no hay alternativa a lo existente. La organización pl...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Final de campaña en Montevideo

La pelea es adentro

Política Suscriptores
Cuatro barriadas con los candidatos

Por las calles de Montevideo

Política Suscriptores
Avanza la investigación por espionaje militar en democracia

Resabios de aquellos tiempos

Sociedad Suscriptores
Cabildo Abierto busca coronarse en el noreste montevideano

Viento en el quepis