Una guerra perdida - Brecha digital
Edición 1547 Suscriptores

Una guerra perdida

Con la fuga del “Chapo” el Estado mexicano terminó de perder la guerra al narco. Ahora toca asimilar la tragedia de los últimos años y cambiar de estrategia hacia la minimización de daños de la droga, hermanada a una política de sanación del sistema de justicia mexicano, dice esta columna de “La Jornada”.

La fuga del “Chapo” ha sido el Waterloo mediático en que el Estado mexicano terminó de perder la guerra al narco. La guerra está perdida ya. Ahora toca asimilar la tragedia de los últimos años en toda su dimensión, y cambiar de estrategia. Mientras antes mejor. Habrá que pasar de una guerra que no se pudo ganar a una política orientada por especialistas en salud pública abocados a la minimización de daños de la droga, hermanada a una política de sanación del sistema de justicia mexicano, que está herido de muerte.

En artículo reciente en Milenio, Héctor Aguilar Camín recuerda que la guerra del narco tiene ya en su haber más muertos que la guerra de Estados Unidos en Irak. A un costo así de exagerado, hay que sumar un número desconocido de heridos, otro enorme de mujeres violadas, otro d...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La oposición que espera al gobierno de Gustavo Petro

La aprensión de las élites

Política Suscriptores
Consejo de Medicina votó compensaciones a asesores de Villar

Como de costumbre

Política Suscriptores
La incierta deriva de Villa Española tras la intervención del gobierno paraliza el fútbol uruguayo

Mucho palo pa’ que aprenda

Edición 1910 Suscriptores
Las predicciones climáticas en el contexto del cambio climático

El radio de la variabilidad climática

Sociedad Suscriptores
Las barreras para el acceso a la atención en el sistema de salud

La eterna espera