Edición 1578 Suscriptores

Falta el resto

No había recetas mágicas para curar a la salud uruguaya. Pero hoy, más de ocho años después de que comenzara la reforma en ese sector, persisten algunos síntomas previos y las inequidades se pueden diagnosticar sin necesidad de un ateneo médico.

Foto: Archivo ACAR

Las diferencias en la atención, según el lugar que se ocupa en el mapa o lo abultada que se tiene la billetera, afloran en experiencias concretas que cuestionan tanto las definiciones políticas de la reforma como su aplicación en la realidad. Nadie discute que la reforma mejoró la cobertura sanitaria, pero de ahí para adelante hay diferentes visiones.

Hay quienes hacen historia y subrayan que se venía de un escenario de profundas inequidades, por lo que sería necesario esperar un poco más para percibir algunos resultados. Están también los que apuntan que hay determinantes sociales que pasan por otro lado y que restringen el acceso efectivo a la atención sanitaria, por lo que no hay especialistas en Asse o en las mutualistas que, solos, puedan hacerles frente. Pero otros aseguran lisa...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Uruguay fue incluido en la lista gris de la UE y debe reformar su régimen de impuestos

Adaptarse o sucumbir

Lista Gris Suscriptores
Una nueva fiscalidad internacional que volverá a favorecer a las grandes potencias

La letra chica

Política Suscriptores
Las discusiones de cara al Congreso del PIT-CNT

Balance y perspectivas

Sociedad Suscriptores
Primeros pasos de la reforma de la seguridad social, sin atisbos de consenso

Hechos consumados

Cultura Suscriptores
Poesía a ras de la deslengua

Amalgama mestiza