La matanza en Charlie Hebdo – Brecha digital
Edición 1520 Suscriptores

La matanza en Charlie Hebdo

Georges Wolinsky tenía 80 años, “Cabu” andaba en los 70, Stéphane Charbonnier no llegaba a 50 y “Tignous” apenas los superaba: representantes de dos o tres generaciones de humoristas gráficos franceses fueron exterminados el miércoles en un atentado que diezmó a la revista satírica “Charlie Hebdo”.

La masacre de Charlie Hebdo por Ombú.

Georges Wolinsky tenía 80 años, “Cabu” andaba en los 70, Stéphane Charbonnier no llegaba a 50 y “Tignous” apenas los superaba: representantes de dos o tres generaciones de humoristas gráficos franceses fueron exterminados el miércoles en un atentado que diezmó a la revista satírica “Charlie Hebdo”, golpeada en plena reunión de su redacción. El asesinato colectivo de los dibujantes (“un acto fascista, sólo los fascistas matan a los bufones”, comentó el analista español Santiago Alba Rico) fue atribuido de inmediato a grupos integristas musulmanes que se la tenían jurada a esa publicación desde que hace ocho años publicara caricaturas del profeta Mahoma. La masacre provocó reacciones unánimes e indignadas en casi todo el mundo, denunciando un ataque hediondo a la democracia y la libertad de ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Uruguay Suscriptores
Darío Pérez encabezará plan contra las drogas en Maldonado

Desempolvando el poncho blanco

Uruguay Suscriptores
Documentación uruguaya en manos de la Justicia argentina

Los vuelos de 1978 y los «traslados» de los GAU

Uruguay Suscriptores
El aumento de la pobreza infantil y la falta de respuestas

Nieblas y neblinas

Uruguay Suscriptores
La dualidad de criterios del MIDES y el ataque a las ollas populares

Una olla a presión

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo