Cultura Suscriptores

A cosechar

Este año fue para el autor de “A desalambrar” un año de premios, ya no referidos a un disco o una canción, sino a su fértil trayectoria.

Inauguró la saga el premio Graffiti en Uruguay, le siguió el premio Noel Nicola en Casa de las Américas de Cuba, luego el Arturo Jauretche en Argentina, y nuevamente en casa la Medalla Guitarra Negra. El último martes la Cámara de Representantes, a su vez, le hizo un homenaje en el Palacio Legislativo.

La iniciativa fue del diputado Daniel Caggiani (Mpp), quien, además de recordar la trayectoria del músico, y cómo, cuando fue apresado en 1972, cientos de personas anónimas e intelectuales famosos –entre ellos Julio Cortázar y Jean Paul Sartre– reclamaron su libertad, definió a Viglietti como uno de los mayores exponentes de la música latinoamericana y como “el cantor de su pueblo, cantor de la resistencia, con la capacidad de musicalizar nuestras luchas, preocupaciones, militancia y sueñ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente