A la mala de Dios - Brecha digital
Edición 1485 Suscriptores

A la mala de Dios

Honduras Cuando el derechista Juan Orlando Hernández asumió el poder en Honduras, el 27 de enero pasado, prometió “mano dura para terminar con la delincuencia”. Su país aparecía en la lista de los más violentos del mundo, y el presidente traía consigo “un arsenal” de medidas para combatirla. Comenzó a ponerlas en práctica… y no tuvo efecto alguno. Honduras continúa presentando una media de entre 79 y 90 asesinatos cada 100 mil habitantes (según la fuente que se tome, pero en cualquier caso, el récord global), y Tegucigalpa, su capital, es considerada por las Naciones Unidas una ciudad tan o más violenta que algunas ubicadas en países en guerra. En estas últimas semanas se produjo lo que un periodista de la revista digital salvadoreña El faro considera “un ejemplo que recuerda que esta reg...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La oposición que espera al gobierno de Gustavo Petro

La aprensión de las élites

Política Suscriptores
Consejo de Medicina votó compensaciones a asesores de Villar

Como de costumbre

Política Suscriptores
La incierta deriva de Villa Española tras la intervención del gobierno paraliza el fútbol uruguayo

Mucho palo pa’ que aprenda

Edición 1910 Suscriptores
Las predicciones climáticas en el contexto del cambio climático

El radio de la variabilidad climática

Sociedad Suscriptores
Las barreras para el acceso a la atención en el sistema de salud

La eterna espera