Literarias Suscriptores

Alguien lastimado de infinito

  Isidoro Ducasse, Jules Laforgue y Jules Supervielle son los hitos de la poesía franco-uruguaya, más importante que conocida entre nosotros y probablemente mucho menos estudiada aquí que en Europa, donde el carácter fundacional de Lautréamont no se discute y también se ha aceptado –¿cómo podría ser de otra manera?– el dictamen de Octavio Paz acerca de la influencia de Laforgue sobre Elliot y Pound.   Ducasse y Laforgue tienen en común no sólo un Montevideo vuelto paraíso perdido –Laforgue lo dejó a los 5 años, de modo que su nostalgia es casi toda creación del espíritu, y Ducasse sabe que el otro, Lautréamont, está en Montevideo– sino también la rara coincidencia de haber ido a dar a Tarbes, en los Pirineos, donde comenzó el exilio europeo. Pero allí, lugar natal de Gautier, ni siquier...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
El presupuesto de la Udelar

Todo gasto es político

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape