Cultura Suscriptores

Amargo amor por la patria

Menos visible en los últimos tiempos en las noticias occidentales que compatriotas suyos como Roman Polanski y, algo más atrás, Krzysztof Kieslowski –fallecido hace poco más de veinte años–, Andrzej Wajda (1926-2016) fue sin embargo, durante una larguísima carrera comenzada en la posguerra y continuada hasta hoy, el cineasta más emblemático de Polonia.

Andrzej Wajda / Foto: AFP, Wojtek Radwanski

Y cómo no sería así, cuando toda la obra de este hombre que tenía 13 años cuando los nazis invadieron su país, nace de esa meditación, contemplación y acción desde y hacia esa patria disputada y desgarrada desde mucho antes entre sus peleadores nativos y distintos imperios angurrientos. La idea, y mucho más el sentimiento de “patria” (del latín patrĭa, familia o clan, patris, tierra paterna), tan sospechosos cuando ligados a la autosuficiencia y a un –generalmente inmerecido– complejo de superioridad, parecen volverse más intensos y legítimos en aquellas comunidades amenazadas por fuerzas foráneas en su voluntad de ser y pertenecer. De ahí la simpatía o antipatía que despierta el concepto, que parece tan fácil y no lo es, porque suele dar lugar a confusiones. No ha sido sin duda fácil para...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Final de campaña en Montevideo

La pelea es adentro

Política Suscriptores
Cuatro barriadas con los candidatos

Por las calles de Montevideo

Política Suscriptores
Avanza la investigación por espionaje militar en democracia

Resabios de aquellos tiempos

Sociedad Suscriptores
Cabildo Abierto busca coronarse en el noreste montevideano

Viento en el quepis