Amasijo habitual - Semanario Brecha
Edición 1452 Suscriptores

Amasijo habitual

Más desbordes represivos La habían sentado en un banco junto a una estufa. Estuvo cerca de tres horas dentro de la comisaría 19. Desde ahí escuchaba a un pibe que estaba detenido. Oía que gritaba. Que tenía miedo. Que tenía hambre. Que no quería estar a oscuras. Eso fue lo que la llevó a contar la historia. Todo comenzó al caer la tarde del 5 de marzo. Estaba en su casa cuando escuchó el golpe. Salió a la calle y vio que, a metros, un muchacho que manejaba una moto se había dado contra una camioneta estacionada. Salió a socorrerlo. Podía ayudar, además, porque tiene formación en primeros auxilios. También es una de las que tiene teléfono fijo en su casa, y desde ahí otros vecinos llamaron a distintas emergencias que se negaron a ir al lugar porque el accidentado no era socio de ninguna. Ll...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2004 Suscriptores
Las inversiones de las empresas públicas en el actual período de gobierno

Se enfrían

Edición 2004 Suscriptores
Mario Bergara renunció a la pretensión de ser el presidenciable del FA

La fuerza de los dos polos

Edición 2004 Suscriptores
El MI no le respondió al Senado sobre la actuación de Capretti en el caso Astesiano

Si pasa, pasa

Edición 2004 Suscriptores
Uruguay batió un récord en la importación del principio activo de la Ritalina en 2023

Quédese quieto

Edición 2004 Suscriptores
Con Karina Batthyány, sobre el Sistema Nacional de Cuidados

«No solo no se avanzó, se retrocedió»