¡Apretá el pomo que se agrandó el Carnaval! – Brecha digital
Los nuevos carnavales populares y la fisura en el monopolio de Daecpu

¡Apretá el pomo que se agrandó el Carnaval!

La estructura añeja del Concurso Oficial del Carnaval de Montevideo, cogestionado por la IM y Daecpu –patronal que ha monopolizado su usufructo económico y simbólico–, está siendo cuestionada desde la acción por diversos colectivos y organizaciones del movimiento social.

Integrante del tablado Carnavalé Cobertura Colaborativa

El poder que maneja Daecpu (Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares del Uruguay) ha evidenciado que la tradición y la hegemonía van de la mano. Esa tradición, lejos de ser popular, además de ser machista, es excluyente, montevideocentrista y burguesa. El concurso que impulsa el Estado de la mano de Daecpu se distancia cada día más de su carácter de barrio y consolida shows que despliegan recursos deslumbrantes e implican un enorme poder adquisitivo. Así, el llamado carnaval oficial reproduce características de festivales privados y los trabajadores casi no perciben  remuneración por los derechos de imagen que son base para el negocio que Daecpu realiza junto con Tenfield. La Intendencia de Montevideo (IM) terceriza la fiesta popular, concediendo escenarios y permisos exclusivos para dicha explotación. A pesar de las diversas experiencias de ampliación de derechos en torno a la cultura que se han sostenido gracias a la autogestión y que demuestran que otros carnavales son deseables y posibles, la actual gestión de la IM quitó el apoyo a toda organización de la sociedad civil que no fuera Daecpu.

Las grietas comienzan a acentuarse y el escenario carnavalero se diversifica por fuera del poder histórico. El Carnaval 2022 llega con tres propuestas totalmente distintas al concurso, y lo contrahegemónico dice presente. Estas organizaciones alternativas construyen lógicas nuevas y apuestan a la popularidad de la fiesta, habilitando entradas gratuitas y poniendo a los barrios como protagonistas.

CARNAVALÉ

El domingo 12 de diciembre en el mítico barrio de La Teja, Carnavalé con e de Encuentro empezó la fiesta con una propuesta autogestionada y diversa. El colectivo que lo organiza busca que el carnaval pueda disfrutarse todo el año, montando tablados fuera de los meses en los que se celebra tradicionalmente. María Eugenia Globski, Camilo Camacho y Chiara Leggiadro1 conversaron con Brecha: «Carnavalé surge como una iniciativa de hacer un carnaval alternativo de lo que sería el carnaval de Daecpu. Somos un montón de colectivos de murga (por ahora), y la idea es que se sumen colectivos artísticos de otra índole. Nos juntamos para organizar tablados populares que vayan por los barrios […] y para seguir moviendo los espectáculos, que muchas veces se muestran una o dos veces y para los que se trabaja un montón. Necesitamos espacios que no tengan que ver con la competencia, sino con el encuentro. Por eso Carnavalé se llama así: Carnavalé con e de Encuentro».

MÁS CARNAVAL

Por otra parte, Más Carnaval, que es una iniciativa del Sindicato Único de Carnavaleras y Carnavaleros del Uruguay (SUCAU), continúa gestionando sus tablados con el apoyo del PIT-CNT. Esta vez, la programación incluye propuestas provenientes de otros lenguajes artísticos. Entrevistamos a Soledad Castro Lazaroff, editora de Cultura de este semanario, integrante del SUCAU y de su comisión de género: «Más Carnaval parte de la inquietud de varies compañeres de ampliar el carnaval, de tener muchísimos más espacios en los que las lógicas funcionen de otra manera: integral, no competitiva. Algunos de los objetivos del sindicato tienen que ver con poner el centro de la disputa política en la cultura y, de ese modo, generar intercambios entre los barrios y los artistas que den lugar a un montón de procesos políticos nuevos. Así, buscamos fortalecer los lazos entre las organizaciones artísticas y culturales, y otros actores del movimiento social».

ENCUENTRO DE MURGUISTAS FEMINISTAS

Analía Fraigola y Camila Zangrando2 son voceras del Encuentro de Murguistas Feministas (EMF), que nació en 2017. El EMF lleva a cabo eventos anuales en los que se dan talleres de formación, charlas y debates, y en los que actúan murgas feministas que, en su gran mayoría, están compuestas por mujeres e identidades no hegemónicas. Se pone el foco en compartir y en dar visibilidad a quienes siempre han sido excluidos de la supuesta fiesta «popular». Pero el EMF existe más allá de esos eventos puntuales y está en constante mutación: «El EMF surge de la necesidad de las murgas conformadas por mujeres de crear un espacio para poder construir colectivamente, un espacio de problematización del rol de la mujer en la murga y de las murgas de mujeres en el ámbito carnavalero, generador de formación de mujeres hacia mujeres. Más tarde entendimos que el sujeto político del encuentro no eran solamente mujeres, y ahí empezamos a llamarnos Encuentro de Murguistas Feministas, entendiendo que esto amplía a otras identidades».

EFECTO @VARONESCARNAVAL

La cuenta @varonescarnaval tuvo un enorme impacto en todos los colectivos que participan del universo carnavalero. Sin embargo, solo en estos espacios contrahegemónicos, que están por fuera de la lógica mercantil del carnaval, es posible reconocer no solo una mirada crítica e introspectiva respecto a la problemática de género, sino también líneas de acción para construir una cultura libre de violencia.

Para les integrantes de Carnavalé, @varonescarnaval «evidenció la necesidad que tenemos de crear otras lógicas de carnaval que no sigan reproduciendo la violencia, que nos permitan relacionarnos de otras formas, buscando la manera de construir otros caminos posibles. La medida es construir espacios seguros. Si sentimos que eso se ve amenazado, iremos pensando en cómo dar respuesta, pero, por ahora, no fue necesario».

Desde el SUCAU y Más Carnaval se emprendieron diversas acciones. Dice Castro Lazaroff: «Sacamos comunicados en contra del olvido y la poca acción institucional, articulamos junto con organizaciones feministas y con la IM la política pública llamada Puntos Violetas.3 Además, la Comisión de Género del SUCAU recibe denuncias todo el tiempo y tiene canales de acción de diferentes tipos. Por suerte, las feministas carnavaleras estamos en red, pertenezcamos a la organización que pertenezcamos, y la comisión es parte de esa red».

Por su parte, el EMF ha generado espacios abiertos a todes quienes quieran participar (mujeres e identidades no hegemónicas) para pensar en las situaciones denunciadas y ofrecer respuestas: «Decidimos construir espacios de contención y de escucha, en los que se pueda compartir distintas formas de resolución de conflictos, y así aprender juntes. Algunas acciones llevadas adelante para dar visibilidad fueron: participar del 8M como bloque de murguistas feministas, instituir la existencia de los pañuelos rojos que dicen “Sin Nosotras No Hay Carnaval” y difundir en redes sociales la campaña Si Hay Abuso, No Es Carnaval. Entendemos que el camino es dar visibilidad a las violencias y seguirnos pensando».

La intención de les artistas que forman parte de estas organizaciones es encontrarse y celebrar, a su manera, la fiesta popular. El reclamo por el derecho a la existencia es cada vez más urgente. Poner la cabeza y el cuerpo es parte de una creación colectiva que busca arrimar luces, papel picado y caras pintadas a las barriadas, entendiendo al barrio como lugar de origen del espíritu carnavalero, ese del que nunca debería haberse alejado. Estos comienzan a ser los verdaderos escenarios contrahegemónicos, opuestos en concepción y acción al Teatro de Verano, colonizado e impuesto como Templo de Momo. Este 2022 nos volverá a encontrar con las reposeras, el mate y los vecinos en la calle, con propuestas de participación que defienden los derechos culturales de toda la ciudadanía.

1. Globsky y Leggiardo también integran el EMF.
2. Fraigola y Zangrando también forman parte del colectivo Carnavalé.
3. Política pública de información y respuestas a la violencia de género, cogestionada por diversos colectivos feministas junto con la Asesoría para la Igualdad de Género de la IM.

Artículos relacionados