Armando el rompecabezas de la Esma - Semanario Brecha
Edición 1549 Suscriptores

Armando el rompecabezas de la Esma

Dos represores -Roberto Óscar González y Gonzalo Sánchez- esperan un fallo brasileño para saber si llegarán a Buenos Aires para ser juzgados en un nuevo tramo de la llamada “megacausa Esma”. Uno y otro pueden ser piezas esenciales para recomponer el rompecabezas represivo.

Tras casi diez años de vida serena en Viamão, a 40 quilómetros de Río Grande del Sur, Roberto Oscar González fue detenido el 7 de julio y espera la decisión del Superior Tribunal de Justicia brasileño sobre el pedido de extradición del juez federal argentino Sergio Torres. Hace dos años la misma suerte corrió el ex prefecto Gonzalo Sánchez, detenido en Angra Dos Reis a pedido del magistrado argentino, que lleva casi seis años investigando el caso del principal centro clandestino de los marinos en la capital argentina, la Escuela de Mecánica de la Armada (Esma).

González es uno de los ex policías federales que colaboraron con fervor militante en los grupos de tareas con asiento en la Esma. Desde allí partía diariamente en jornadas de caza por las calles de la capital y el Gran Buenos Air...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2016 Suscriptores
A falta de consenso en seguridad social, el Frente Amplio apunta al «diálogo social» sin definiciones concretas

Después hablamos

Edición 2016 Suscriptores
El PIT-CNT afina su estrategia de campaña de cara al plebiscito de octubre

Una hoja de ruta

Uruguay Suscriptores
Con el economista y asesor frenteamplista Martín Vallcorba

«No se van a poder atender todos los problemas y las demandas que existen»

Edición 2016 Suscriptores
Estado uruguayo acusado de violar la independencia judicial

Presiones indebidas