Atomizar la butaca – Brecha digital

Atomizar la butaca

La exhibición de este filme-concierto “Indio: la película” estuvo planeada por la producción como un gran evento, mejor dicho, una serie de proyecciones realizadas en el último mes, todas a estadio lleno.

Indio la película

En 1955 se estrenó Semilla de maldad (Blackboard Jungle, dirigida por Richard Brooks), que incluía en los créditos de apertura “Rock Around The Clock”, de Bill Haley & His Comets. Aquello propició un fenómeno inédito hasta entonces: el público abandonaba las butacas para bailar rocanrol en el pasillo. Descontando las incursiones de luminarias del rock en la gran pantalla (Elvis, The Beatles), el fenómeno volvería a repetirse con el documental Woodstock (1969, dirección Michael Wadleigh), el cual, sin ser el primero en su especie, sentaba las bases de lo que sería de ahí en adelante el registro fílmico de un gran evento musical. Aquella tuvo como asistente de dirección y montajista a un joven Martin Scorsese, quien más adelante –ya consagrado como director– redobló la apuesta en varias ocasiones, llegando a una culminación en Shine A Light, en la que los Rolling Stones eran literalmente rodeados de cámaras sobre el escenario del Beacon Theatre de Nueva York. Su estreno fue en 2008 y ese mismo año, en el Estadio Único de La Plata, Carlos “Indio” Solari, legendaria y enigmática presencia al frente de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, presentaba junto a su banda Fundamentalistas del Aire Acondicionado su disco Porco Rex. El propio Solari ideó una filmación a gran escala del concierto: 12 cámaras de alta definición incluyendo una con tomas aéreas de un estadio que lució repleto. Pasó al menos un lustro hasta que el músico decidiese qué hacer con aquel registro, y el resultado está aquí.1 A pesar de que el título hace explícito que se trata de una película, no hay más que el concierto en pantalla. Quien espere ver el backstage o algún costado habitualmente reservado para los íntimos del Indio y su banda tendrá que rendirse ante la voluntad de una figura que prefiere mantener algunos velos sin correr y seguir alimentando el mito. Indio tiene su impacto basado en la calidad de la imagen (el año de filmación sólo queda delatado al ver que, en vez de celulares, el público alza cámaras de fotos) y en el sonido 5.1 mezclado en los míticos estudios Abbey Road, de Londres. El montaje recuerda al mencionado antecedente de Scorsese y, a falta de palabras, sí podrá verse al Indio bailar en primer plano, sonreír cómplice ante un solo de guitarra o ver bailar a su pequeño hijo Bruno al costado del escenario. Sobre el escenario, un enorme despliegue que incluye proyecciones sobre enormes pantallas led y una banda potente, ajustada pero con garra, con su frontman en una gran noche. El repertorio va alternando temas del Solari solista hasta 2008 (sus dos primeros discos) con temas de la banda que lo hizo célebre, hasta que llega el tramo final, ése que el fan ricotero espera extasiado: “Mariposa Pontiac”, “Ñam Fri Frufi Fali Fru”, “Héroe del whisky”, hasta desembocar en “Ji Ji Ji” y el célebre pogo final. La exhibición de este filme-concierto está planeada por la producción como un gran evento, y así lo vivió este cronista que vio Indio en el Luna Park de Buenos Aires en una función comprendida dentro de una serie de proyecciones realizadas en el último mes, todas a estadio lleno. A la velada llegaban fanáticos embanderados como si asistieran a un concierto, y dos cuadras antes de llegar al estadio se habían instalado puestos de venta de remeras. No era necesario recordarle a desprevenido alguno la obviedad de que se trataba de un audiovisual y que Solari en persona estaría recluido en su guarida a quilómetros de allí. Durante la primera canción de los Redondos, “Fusilados por la Cruz Roja” (tercera del set), un fanático se fue hacia adelante emocionado besando una bandera apretada en sus manos, ofrendándola a una pantalla.

1. Indio: la película se exhibió en Montevideo el miércoles 16 y jueves 17 de setiembre en el teatro Movie, en cuatro funciones con entradas agotadas.

https://youtu.be/79DYsXH4_Yo

Artículos relacionados