Caballo de Troya - Semanario Brecha
Edición 1630 Suscriptores

Caballo de Troya

El miércoles 15, el Parlamento Europeo aprobó el tratado de libre comercio con Canadá conocido como Ceta (Comprehensive Economic Trade Agreement) y considerado como un concentrado en pequeño del que se está negociando hace años con Estados Unidos, el TTIP.

Protestas contra el Ceta en Estrasburgo, el 15 de febrero / Foto: Afp, Frederick Florin

El miércoles 15, el Parlamento Europeo aprobó el tratado de libre comercio con Canadá conocido como Ceta (Comprehensive Economic Trade Agreement) y considerado como un concentrado en pequeño del que se está negociando hace años con Estados Unidos, el Ttip. Lo interesante del caso es que el texto, que comenzó a ser discutido hace siete años, fue adoptado con los votos de los liberales, los conservadores y la mayoría del grupo socialdemócrata, que se dividió. Lo aprobaron en bloque los eurodiputados del Psoe español y el spd alemán, entre otros, y lo rechazaron, también en bloque, los socialistas franceses, que en sus últimas primarias operaron un (tímido) giro a la izquierda. El proceso de discusión del tratado sirvió para ratificar lo que el Grupo de la Izquierda Unitaria Europea (integrad...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia