Edición 1469 Suscriptores

Caca y tecnología

La caca de los perros en las calles no es un problema solamente montevideano. Es bastante universal, y crece en proporción directa a la desidia de los dueños de los perros. De las multas que se suponía iban a alentar a éstos a recoger los desechos de sus bichos, en Montevideo, poco o nada se supo. No cuesta imaginar a un severo inspector diciéndole al dueño de un salchicha, o de un pequinés: “Si no levanta usted inmediatamente los excrementos de su perro, tiene una multa de (se oyen cifras)”. Pero ya es más difícil para el honrado servidor municipal trasmitir el mismo mensaje al dueño de un rottweiler, o de un dogo (doberman ya no hay muchos, cayeron en desgracia). Es verdad que se ve más gente con la bolsita, pero distan de ser todos, ni siquiera la mitad, de quienes pasean a sus mascotas...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente