Cultura Suscriptores

Campo barrido

El guitarrista y voz de Pink Floyd tocó en Brasil, Argentina y Chile como parte de la gira Rattle That Lock que comenzó en Inglaterra. Entró en América por primera vez y logró con la atmósfera de su música, a cielo abierto, una vibración que pocos conocían y que ya no volverá a suceder.

David Gilmour en Porto Alegre / Foto: AFP

Desde que en setiembre estrenó en Brighton una lista de temas dividida entre su nuevo disco solista y algunos clásicos de Pink Floyd, David Gilmour despertó sensaciones similares en lugares lejanos –de un campo hípico en Florencia al Estadio Nacional en Santiago– y entre los cronistas de espectáculos, siempre abrumados por las circunstancias, las mismas metáforas. En las presentaciones sudamericanas (del 11 al 20 de diciembre) todo estaba llamado a ser “histórico”, porque pasa por Gilmour no sólo la historia de Pink Floyd sino la del rock entero. Desde hacía mucho se esperaban de este lado las “olas gigantes” que un crítico de The Guardian, en setiembre del año pasado, pocos días después de que saliera el disco Rattle That Lock, oyó retumbar en la legendaria sala del Royal Albert Hall de L...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape

Sociedad Suscriptores
Nace una coordinación permanente de ollas populares

Aguantar la olla