Cultura Suscriptores

Cazando al cazador

Prepara un libro sobre Eduardo Galeano, y persiguiendo sus huellas más tempranas volvió a Uruguay. Román Cortázar Aranda, este mexicano de 35 años, periodista y poeta, declara su admiración sin límites por el autor de “Memorias del fuego”, al que defiende fervorosamente frente a lo que considera una grave omisión crítica y académica.

Foto Juanjo Castell

—¿Cómo comenzó tu interés por la obra de Eduardo Galeano?

—Por unos exiliados argentinos del Prt que hacían teatro en Bahía Blanca, teatro Alianza se llamaba; teatro militante, naturalmente, y Coral Aguirre fue mi profesora de literatura grecolatina en la universidad. Luego nos hicimos amigos y luego familia. Coral y su esposo me dieron para leer el tercer volumen de Memorias del fuego, para que yo pudiera saber cómo se podía escribir al puro hueso.

—¿Cuántos años tenías?

—Veintitrés o 24. Y leer las Memorias... fue como una pequeña revelación. En ese tiempo leía mucho a Arthur Miller, a escritores eróticos, literatura alemana, y ver esa concisión, esa forma de mezclar géneros, que es lo que sigo trabajando en Eduardo, esa forma de derribar las fronteras literarias, el burocratism...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Señales de una política agropecuaria regresiva.

La esquila

Sociedad Suscriptores
El nuevo directorio de Colonización y su representación

¿En nombre de quién?

Sociedad Suscriptores
Decenas de miles de trabajadores perderán su trabajo al finalizar el año

Te llevan

Sociedad Suscriptores
¿La línea fina entre el policía penitenciario y el operador?

Al filo de la navaja

Sociedad Suscriptores
Conversaciones en la Facultad de Psicología

Pandemia, psiquis y después