Ciencia básica en la periferia - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

Ciencia básica en la periferia

Opinión.

Base Uruguaya en la Antártida / Foto: Presidencia de la República, Álvaro Salas

Los gobiernos uruguayos han tenido históricamente
una relación ambigua e indiferente con respecto a la ciencia, considerada a
veces “un lujo de países ricos”, prescindible en un país pequeño y periférico,
como el nuestro. La Universidad Mayor (posteriormente Universidad de la
República, Udelar) se creó en 1849
con una única carrera en jurisprudencia. Por varias décadas, el país tuvo
doctores, pero sólo en derecho, necesarios para engrosar las filas de la clase
política culta de la capital en contraposición al caudillismo del Interior. En
el país de abogados, la medicina y las carreras técnicas van apareciendo
tardíamente y a cuentagotas: la Facultad de Medicina en 1876, la de Matemáticas
(que comprendía a Ingeniería y Arquitectura) en 1888, la de Agronomía y
Veterinaria recién en 1906 (¡e...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia