Cinco instantáneas con Quijano - Semanario Brecha
Edición 1489 Suscriptores

Cinco instantáneas con Quijano

Quijano era avaro para el elogio. Creo que me elogió una o dos notas en todos mis años de Marcha. Pronto me di cuenta de que no debía tomar esa actitud personalmente, porque la repartía equitativamente entre todos. Sin embargo, una vez me hizo un elogio que he recordado durante décadas, y que fue un premio mayor que me dio la cotidianidad con él. A raíz de algo que tenía que ver conmigo, o más bien con algún otro con quien Quijano se había disgustado, me interpeló sorpresivamente: “Ruffinelli –dijo–, entre todos los nefelibatas que hay aquí (y se refería a toda la gente de Marcha), usted es el único que tiene los pies sobre la tierra”. Alguna vez, si discuto con mi mujer y quiero ganar mis argumentos por mi realismo o pragmatismo, le digo: “Vos sabés que tengo los pies sobre la tierra”. M...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia