Cineasta de frontera - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Cineasta de frontera

Premiado en Cannes y otros festivales importantes, cineasta de culto para buena parte de la crítica pero con poca convocatoria en el gran público, Bruno Dumont es uno de los realizadores europeos más intrigantes y hasta fastidiosos. La coincidencia este año de dos de sus películas en nuestras pantallas justifica una mirada hacia un creador personal, que no busca mimar al espectador sino inquietarlo.

Escena de “La Bahía” / Foto: Difusión

Nacido en 1958 en Bailleul, en el norte de Francia, Dumont fue a menudo citado como el heredero natural de Robert Bresson, a partir de películas como La vida de Jesús (1997), Humanidad (1999), Flandres (2006) y Hors Satán (2011). Dumont comparte con Bresson el trabajar con actores no profesionales, la paciente observación de las conductas humanas en estrecha relación con el ambiente donde se suceden, un hálito espiritual que se impone a la corporeidad rotunda de cada ser que puebla sus películas. Cuesta, sin embargo, asociar con Bresson la violencia y aspereza, la crudeza sexual, a menudo la abyección, que impregnan las creaciones de este hombre de frontera –como su vida, sus películas, con excepción de Twentynine Palms y Hadewijch, suelen transcurrir en el Flandes francés, muy cerca de Bé...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada