Sociedad Suscriptores

Clave 1

Los trabajadores del servicio de emergencias de ASSE no reclaman más presupuesto. Describen un descalabro –falta de vehículos o móviles en mal estado, falta de infraestructura para contener a quienes hacen las guardias, personal que renuncia hastiado de las pésimas condiciones–, pero explican por qué creen que en este caso la responsabilidad fundamental es individual.

La salud en la rendición de cuentas. Dibujo: Eduardo Cardozo

“El 24 de diciembre a las 12 de la noche no teníamos ni un móvil, cero. El servicio quedó flotando. Debe de haber Dios, porque no pasó nada”, recordó Lourdes, telefonista del Sistema de Atención Médica de Emergencia (Same 105) de Asse. “El 25 tuvimos una sola ambulancia. Salió a hacer un traslado, un ‘clave 1’, una emergencia. Era desde el Clínicas a Ciudad del Plata. Se accidentó. Nada grave, por suerte, pero a los compañeros los tuvo que ir a buscar el Semm, porque nosotros no teníamos con qué”, completó Gustavo, chofer de los móviles pediátricos del servicio.

Quienes contaron estas cosas a Brecha integraron una nutrida delegación sindical del organismo dirigido por el doctor François Borde, que el miércoles recibió al semanario en el local de la Federación Uruguaya de la Salud (Fus)....

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La política brasileña tras la primera vuelta de las municipales

Reconstrucción

Sociedad Suscriptores
Plaza Seregni: los relatos

Si así fue, ¿seguro así será?

Sociedad Suscriptores
Vence el plazo para los formalizados de nuevo comienzo

Es ahora

Sociedad Suscriptores
La «chilenización de las protestas» y la reorganización de la inteligencia

Nido de cóndor

Cultura Suscriptores
Isla Patrulla y la poesía de Ruben Lena

¡Mire que son pagos lindos!