Adiós al matarife – Brecha digital
Mundo Suscriptores
Colombia: el fin del ciclo uribista

Adiós al matarife

Tras una seguidilla de protestas históricas, se hacen notorios los cambios profundos en la sensibilidad política colombiana. Lo más decidido de la elite coquetea con un outsider para permanecer en el gobierno.

Mural del expresidente Álvaro Uribe en Bogotá. AFP, JUAN BARRETO

Álvaro Uribe Vélez asumió la presidencia de Colombia el 7 de agosto de 2002 y, luego de ser reelegido, continuó en el cargo hasta 2010. Sin embargo, el uribismo hunde sus raíces en la década del 90, durante la gestión de su líder como gobernador de Antioquia, cargo que marcó su rumbo político. Durante esa gestión, Uribe promocionó las Convivir (asociaciones comunitarias de vigilancia rural), que jugaron un papel destacado en el conflicto interno, al haberse integrado a un marco legal favorable a los terratenientes, quienes se armaron para enfrentar a los grupos guerrilleros con el apoyo de las Fuerzas Armadas. Con los años, buena parte de los miembros de las Convivir se integraron en las Autodefensas Unidas de Colombia, la principal organización paramilitar del país.

Como presidente, U...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1910 Suscriptores
La oposición que espera al gobierno de Gustavo Petro

La aprensión de las élites

Colombia: la caída del uribismo y la emergencia de lo nuevo

A la espera del hito

El ensañamiento del Estado colombiano con la protesta social

Masacrados

La vuelta a las armas de las FARC disidentes

Una guerra vieja que sigue matando