Conducta antisocial – Brecha digital
Cultura Suscriptores

Conducta antisocial

Cuando en 2000 Martin Amis escribió su autobiografía, a los 50 años, muchos se burlaron de lo que juzgaron un gesto en extremo soberbio y un intento mal disimulado de emular a su héroe literario, Vladimir Nabokov. Pocos podían imaginar entonces hasta qué punto Experiencia iba a marcar un antes y un después en su carrera literaria.

Amis había pasado de ser la gran esperanza de las letras británicas a una especie de blanco favorito de todo el sarcasmo de que es capaz la sociedad inglesa (que es mucho). Su primera novela, El libro de Raquel, publicada cuando tenía 25 años, ganó el premio Somerset Maugham en 1973, el mismo premio que había ganado su padre Kingsley con Lucky Jim. Kingsley fue un fiel representante de los angry young men y a pesar de que su literatura esté hoy prácticamente olvidada en estas costas, en su momento fue traducido y difundido profusamente y con toda justicia.

El joven Amis había tomado un camino difícil, ya que no solamente eligió la carrera de su padre sino que lo hizo desde un lugar similar, es decir, a través del humor y la sátira. Desde Jesús para abajo, puede hacerse una larga lista d...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1922 Suscriptores
La guerra se intensifica en Europa

Conductores suicidas

Edición 1922 Suscriptores
El avance electoral de la ultraderecha sueca

Hasta la victoria siempre

Edición 1922 Suscriptores
En vísperas de la elección italiana

Cielo negro sobre Roma

Cultura Suscriptores
Alejandro Dolina, rioplatense

Buenas noches, duerman bien