Continuará – Brecha digital

Continuará

El segundo “súper martes”, menos importante que el primero pero también fundamental en la carrera a la Casa Blanca, consolidó las ventajas de Donald Trump, entre los republicanos, y de Hillary Clinton, entre los demócratas. Sorpresivamente, Rusia anunció esta semana una retirada parcial de sus tropas de Siria. Continuará.

El segundo “súper martes”, menos importante que el primero, en el que se votó en 11 estados, pero también fundamental en la carrera a la Casa Blanca, consolidó las ventajas de Donald Trump, entre los republicanos, y de Hillary Clinton, entre los demócratas. La victoria del rubio y ultraderechista magnate en Florida fue decisiva para que uno de sus rivales en filas republicanas, Marco Rubio, se bajara de la competencia. Rubio, hijo de cubanos, jugaba de local en ese estado, pero Trump lo pulverizó obteniendo casi el doble de votos. “Tras esta noche está claro que no estamos en el lado ganador, este año no estaremos en el lado ganador”, dijo Rubio al tirar la toalla. Trump ganó también en Illinois y Carolina del Norte, y perdió en Ohio ante el gobernador de ese estado, John Kasich, Quedan ahora entre los republicanos tres precandidatos en carrera: Trump, el senador Ted Cruz y Kasich. La ventaja del primero es clara: 641 delegados, contra 406 de Cruz y 142 de Kasich.

En el campo demócrata Clinton derrotó al “socialista democrático” y sorpresa de estas primarias Bernie Sanders en los cinco estados en que se votaba el martes. En total, la ex secretaria de Estado se ha asegurado el control de 1.599, y Sanders de 844.

 

  • Sorpresivamente, Rusia anunció esta semana una retirada parcial de sus tropas de Siria. Seguirá combatiendo al Estado Islámico, y para ello mantendrá bases aéreas en el país, a las que seguirá “defendiendo por aire, mar y tierra”, pero ya no a los “rebeldes” sirios opuestos al gobierno de Bashar al Asad y respaldados por los países occidentales. “Cumplimos nuestros objetivos”, dijo el presidente, Vladimir Putin. La intervención rusa fue decisiva para que las tropas leales a Asad recuperaran posiciones y mantengan ahora ventaja territorial sobre las fuerzas de combate opositoras, y también sobre el Estado Islámico y sus aliados. El ejército estaba a punto de retomar la ciudad de Palmira, declarada patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco, lo que le abriría la ruta a la frontera con Irak. La decisión rusa fue saludada por Estados Unidos, y próximamente el secretario de Estado, John Kerry, viajará a Moscú para “seguir conversando” con el presidente ruso sobre el futuro de Siria. También China la apoyó. “Creemos que la decisión rusa será una señal positiva a todas las partes implicadas, alentándolas a resolver la cuestión a través del diálogo y la negociación”, dijo el martes el vocero de la cancillería china, Lu Kang. Por su parte, los yihadistas del Frente Al Nusra, la filial siria de Al Qaeda, sostienen que la retirada rusa es un reconocimiento implícito de su derrota y anunciaron que lanzarán una ofensiva en ese país en las próximas 48 horas.

 

Esta semana comenzaron en Ginebra negociaciones entre el gobierno de Damasco y la oposición, bajo la égida de las Naciones Unidas. De fracasar, dijo el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, “la tragedia siria será aun peor de lo que se vive hoy y las consecuencias para el mundo serán aterradoras”. 

Artículos relacionados