Edición 1425 Suscriptores

Convulsión en el sindicalismo charro

Elba Esther Gordillo, dirigente durante los últimos 24 años del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (snte), el mayor de México y uno de los más grandes de América Latina, con alrededor de un millón de afiliados, tenía una adicción a los zapatos caros, los vestidos de los mejores diseñadores y, sobre todo, los bolsos de marca. No tenía además ningún reparo en mostrarse en público con sus costosas adquisiciones, pese a su cargo. Recientemente salió a la luz el “regalito” que otro dirigente sindical, Carlos Romero Deschamps, líder de los trabajadores de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), le había hecho a su hijo: un Enzo Ferrari. Al parecer, el joven Romero utiliza este vehículo, valorado en unos dos millones de dólares, para pasearse por las calles de Miami. Esto despué...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente