Cultura Suscriptores

Coriún el joven

Encontrar el tono para escribir sobre Coriún Aharonián.

Es extremadamente difícil encontrar el tono para escribir sobre Coriún Aharonián. Podría hablar en forma personal sobre lo fermental de sus clases grupales en su estudio del Parque Posadas, que tenían hora de comienzo pero nunca de finalización, su onda de compinche más que de profesor académico (sin que eso quitara nada de su rigurosidad enciclopédica) o de su extrañísima forma de bailar que podía acompañar tanto la música de Rada como la de Arsenio Rodríguez, Arrigo Barnabé, Living Colour o los Red Hot Chili Peppers.

También se podría dar cuenta en forma más fría de la cantidad de direcciones –todas destacadas– a las que apuntó su trayectoria. Está el compositor, el investigador, el agitador cultural, el arreglador, el polemista implacable, el productor artístico y discográfico, el do...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados