Corona de espinas - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores
Con Andrés Calamaro

Corona de espinas

Dios los cría, su disco de duetos, parece reponer su obra en otra clase de mapa: una cartografía imaginaria en la que el bolero, el flamenco y el jazz comparten la triple frontera. «Soy la mitad  de un cantante», dice el músico argentino.

Universal Music Group, Thomas Canet

Además del estadio del terror, la Buenos Aires glacial de la dictadura fue escenario de una contienda. De un lado, la cultura –llamémosle– «oficial». Una batería de consumos masivos y tolerados, cifrada en las comedias de la productora Chango, el soundtrack de Fiebre de sábado por la noche y hasta los partidos del Mundial del 78. Del otro, estaban las catacumbas de la resistencia cultural: los Lozanazos de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, la experiencia autogestiva de la familia Vitale y la infinidad de revistas subte que, a imagen y semejanza del Expreso Imaginario, florecían como hongos en el Parque Centenario. En esa encrucijada, Milton Nascimento entró como una contraseña. Un artista místico y del palo, capaz de dialogar con la música progresiva o aliarse con una artista perse...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Wos, el Indio, el progresismo, el rock y la superioridad moral

Abajo es muy cerca del suelo

Discos. Mala, nuevo álbum de Carmen Sánchez Viamonte

Paren el ruido del dolor

Cultura Suscriptores
Cuarenta años de los cancioneros Canta Rock

Una que sepamos todos

Cultura Suscriptores
Los diarios de Rosario Bléfari

Atrapad la vida