Sociedad Suscriptores
Autopartistas, cierres, seguros de paro y mercados retraídos

Crisis dentro de la crisis

Tras un 2019 de retracción a nivel mundial del mercado automovilístico, la pandemia de coronavirus resultó en otro mazazo que golpea a un sector de la economía uruguaya que en 2013 llegó a exportar por más de 500 millones de dólares y emplear a 4 mil trabajadores.

Planta de Lifan en Ciudad del Plata. Pedro Pandolfo

El pasado 27 de noviembre, entre 150 y 160 trabajadores de la multinacional francesa Faurecia, cuya planta en Uruguay está ubicada en el quilómetro 34 de la ruta 1 (San José) y se dedica a la confección de tapizados de asientos para autos (aunque a nivel mundial tiene cuatro líneas de negocio), recibían la noticia del retiro de la empresa del país, con fecha precisa. El 28 de febrero de 2021, las puertas de la planta se cierran y, por lo tanto, quedarán todos (en realidad, todas, porque la gran mayoría son mujeres) sin trabajo.

De esta forma se cierra un año plagado de complejidades para un sector de la producción industrial uruguaya que, según datos de la agencia Uruguay XXI, empleó a más de 3 mil personas hasta 2019 (3.007 con exactitud) y exportó 297 millones de dólares en ese mismo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados