“Cristina usa a Messi para vender el ‘maldesarrollo’ petrolero” - Semanario Brecha
Edición 1511 Suscriptores

“Cristina usa a Messi para vender el ‘maldesarrollo’ petrolero”

La socióloga argentina Maristella Svampa habló con Brecha sobre las claves de su último libro, “Maldesarrollo, la Argentina del extractivismo y el despojo”, escrito con el abogado ambientalista Enrique Viale, en el que se critica el rumbo del modelo productivo de los gobiernos progresistas sudamericanos.

Miristella Svampa / Fotograma YouTube

Los libros y ensayos de Maristella Svampa no ocupan un lugar central en las bateas promocionadas por los gobiernos progresistas sudamericanos. Indudablemente, piezas como 15 mitos y realidades de la minería transnacional argentina, o la novela Donde están enterrados nuestros muertos, van a contramano de la narrativa de época gubernamental.

—Venís acuñando la categoría “consenso de los commodities” para referirte a un modelo productivo y cultural regional invisibilizado en el relato político de los gobiernos progresistas, ¿Qué hechos, datos o acontecimientos de la actual coyuntura sudamericana te parecen que refuerzan o resignifican tu tesis sobre la “ilusión (neo) desarrollista”?

—Creo que, en los últimos años hubo una suerte de “blanqueo” del consenso de los commodities. Me explico....

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada