Cuando el duelo es creación - Semanario Brecha
Edición 1463 Suscriptores

Cuando el duelo es creación

“Blu” Blu, el nombre de uno de los cuatro hermanos protagonistas de esta pieza, se asocia de inmediato al color azul. El primer impacto visual para el espectador es una repisa de varios estantes con grandes frascos de vidrio que contienen objetos que, dentro de un líquido azulado, adquieren cierta extrañeza. Como si algo aséptico y científico, tan racional como calmo, invadiera el espacio. Pronto comprendemos que esa gran pared de frascos instala una dinámica bipolar del delante y detrás de escena que ya ha sido explorada por el director y dramaturgo Fernando Nieto Palladino en Siete locos y Quiroga con la luz prendida, apropiándose y dándole sentido a la profundidad del escenario que es pocas veces trabajado de forma creativa. También en la conservación obsesiva de esos objetos sobrevuel...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia