Cuando el encuentro – Brecha digital
Cultura Suscriptores

Cuando el encuentro

“Boy meet girl” era el esquema socorrido con que se describía un abrumador porcentaje de películas de Hollywood. Pero el mundo fue cambiando, y aunque se ha calificado a menudo a la industria del cine como conservadora y timorata, habrá que reconocer que siempre fue capaz de incorporar los nuevos vientos que soplan en esa masa heterogénea a la que hay que convocar, el público.

Es verdad, siempre fueron más rápido las películas más audaces y creativas, las que hoy por hoy alimentan los festivales, las cinematecas, el hambre cinéfila de los espectadores más inquietos. Pero el cine con llegada masiva, ese capaz no sólo de influir en, sino también de recibir y reflejar, con todas las deformaciones que se quiera, las aspiraciones y deseos de muchísima gente, se ha tomado su tiempo para vérselas con las relaciones entre diferentes, sean cuales fueren las diferencias. Diferentes en posición social, en origen étnico o nacional, en orientación sexual, en generaciones.

Y las tentativas más o menos se ubicaron, cronológicamente, en ese orden. El primer apartado en esas diferencias es sin duda el más antiguo y el más ligado no sólo a la historia del cine, sino a la ficci...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Teatro y política

El tribunal de honor

Edición 1932 Suscriptores
La campaña para liberar a Julian Assange

La verdad como crimen

Edición 1932 Suscriptores
El sostenido avance de la marihuana legal en Estados Unidos

Otra guerra perdida

Edición 1932 Suscriptores
El perfil de los exmilitares que contactaron a Alejandro Astesiano

La botonera

Edición 1932 Suscriptores
El perfil del equipo de Garcé en la secretaría de inteligencia

Juegos de rol