Declaración del teatro independiente

La Dirección de Cultura de la Intendencia de Montevideo no dialoga, no presenta propuestas, no intercambia. Sugiere recortar y redistribuir los fondos destinados al Programa de Fortalecimiento de las Artes que diera oxígeno a la Federación Uruguaya de Teatros Independientes (Futi) y a sus salas.

La Dirección de Cultura de la Intendencia de Montevideo no dialoga, no presenta propuestas, no intercambia. Sugiere recortar y redistribuir los fondos destinados al Programa de Fortalecimiento de las Artes que diera oxígeno a la Federación Uruguaya de Teatros Independientes (Futi) y a sus salas. Esto trae como consecuencia la desaparición de importantes fuentes de trabajo.

Los funcionarios y los actores son desconocidos en sus logros, tales como la legalización de su trabajo. Transversalmente esto perjudica profundamente a otras disciplinas artísticas, como la danza, la música, los títeres, la literatura, el circo…, que por primera vez tenían espacios gratuitos para mostrarse.

Los vecinos de Montevideo, incluyendo a los jóvenes poseedores de la tarjeta Montevideo Libre, perderían así el acceso a distintas expresiones culturales.
Y finalmente las salas, baluartes del teatro independiente uruguayo, pierden la posibilidad de sustentarse.

No es esto lo que el Frente Amplio planteó.

¿Adónde va la cultura?

Queremos mantener lo que tanta lucha nos costó.

La Federación Uruguaya de Teatros Independientes (Futi) se une a la Sociedad Uruguaya de Actores (Sua) y reafirma: Ni un paso atrás.

Artículos relacionados