Cultura Suscriptores

Delito de herencia

Ya está en cartelera el documental “Roslik y el pueblo de las caras sospechosamente rusas” dedicado a evocar al médico asesinado pocos meses antes del fin de la dictadura, pero sobre todo a acercarse a lo que queda hoy de su memoria en su pueblo, en su familia, y cómo siguieron adelante después de ese asesinato que marcó a una comunidad, y a un país.

Valery y Mary (hijo y viuda del doctor Vladimir Roslik) / Foto: Difusión

San Javier es un pueblo muy particular en la geografía uruguaya: es un pueblo fundado y poblado por rusos que llegaron hace más de cien años, probablemente huyendo de la Primera Guerra Mundial. De allí los militares se llevaron en 1984 a Vladimir Roslik, un médico uruguayo hijo de rusos que había hecho sus estudios en Moscú, motivo suficiente, al parecer, para ser acusado de actividades subversivas. Poco después devolvieron su cadáver a la familia. Dirigido por Julián Goyoaga y producido por Raindog Cine, el documental indaga en la herida causada por esa muerte y esas sospechas, que lastimaron y dividieron a un pueblo, y en cómo la esposa de Roslik y su hijo, un bebé de pocos meses cuando mataron a su padre, navegaron más de treinta años entre el rescate de la memoria y la continuidad de s...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente