Demonios que vuelven - Brecha digital
Edición 1472 Suscriptores

Demonios que vuelven

Todo surgió por un reportaje de la revista Vanity Fair, en el que Dylan Farrow, hija biológica de Mia Farrow, traía a flote los abusos que habría sufrido por Woody Allen cuando tenía 7 años. Más adelante, el 2 de febrero, Dylan, quien en su momento fue hija adoptiva del director, se explayó en una durísima carta publicada por The New York Times. Allí la muchacha arremetía una vez más relatando que, entre otros abusos, el cineasta la había llevado a un ático, la había puesto boca abajo pidiéndole que jugara con un trencito eléctrico, y había abusado sexualmente de ella, mientras le decía que era una niña buena y que ese sería su secreto compartido. “Hasta el día de hoy me es difícil ver trenes de juguete”, escribió Dylan, y agregó: “Woody Allen nunca fue procesado por ningún crimen. Que se...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
Teatro. En El Galpón: Tres versiones de la vida

A ciencia falsa

Edición 1941 Suscriptores
La demanda por daños climáticos contra una de las cementeras más grandes del mundo

Goliat de hormigón

Cultura Suscriptores
Diálogos sobre la mente entre artistas visuales y científicos uruguayos

Encuentros en los confines del misterio

Edición 1941 Suscriptores
La ocupación de Palestina y sus «ciclos» de dolor

Morir en Jerusalén

Edición 1941 Suscriptores
Comienza el segundo proceso constituyente en Chile

Los cabos del amarre