Edición 1406 Suscriptores

Dios y el diablo en la villa

“Elefante blanco” En mayo de 1974 fue asesinado en Villa Luro, Buenos Aires, el sacerdote Carlos Mugica. Hombre de buena familia y vinculado durante su trabajo sacerdotal con jóvenes que luego serían fundamentales en el movimiento Montoneros, Mugica había hecho la opción por los pobres propia de la teología de la liberación pero apartándose decidida y públicamente de la lucha armada. El homenaje a Mugica es en este filme de Pablo Trapero no sólo explícito en su dedicatoria y en más de una secuencia, sino en el diseño del personaje del padre Julián (Ricardo Darín), también de origen burgués y también comprometido con los más pobres, los habitantes de una villa creada y extendida alrededor del “elefante blanco” del título, un megaedificio destinado a hospital y nunca terminado que se come...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Señales de una política agropecuaria regresiva.

La esquila

Sociedad Suscriptores
El nuevo directorio de Colonización y su representación

¿En nombre de quién?

Sociedad Suscriptores
Decenas de miles de trabajadores perderán su trabajo al finalizar el año

Te llevan

Sociedad Suscriptores
¿La línea fina entre el policía penitenciario y el operador?

Al filo de la navaja

Sociedad Suscriptores
Conversaciones en la Facultad de Psicología

Pandemia, psiquis y después