Sociedad Suscriptores

“Disculpe si lo jodo y espero que lo asombre”

Foto: Juan Milans

El freestyle sube a los ómnibus, convoca en las plazas y llena salas de teatro: su ritmo improvisado crece organizado por la generación Youtube. Es una forma de combatir y competir con el lenguaje que tiene alcance nacional, se sustenta en una industria continental y se posiciona como una nueva forma de expresión entre los jóvenes latinoamericanos.

“Vos sabés más del liceo, pero yo sé más de la vida”, le replica Eme Sean a su contrincante y el círculo lo festeja con las manos al aire. La música que reproduce el parlante mueve las cabezas de los más de sesenta jóvenes reunidos en la fuente del Hotel del Prado, con esa cuota de abandono como referencia del barrio, ahora revitalizado por el ritmo del hip hop.

“Gente, un par de flashes más o no arrancamos las semifinales. Así de dictad...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
El oficialismo larga la campaña de defensa de la LUC

Ordenando la tropa

Sociedad Suscriptores
¿Qué hacer con las viviendas abandonadas?

Vacante

Cultura Suscriptores
Cuentos completos de Armonía Somers

Rara de toda rareza

Cultura Suscriptores
En GEN Centro de Artes y Ciencias: Sudaca

Planos montados

Cultura Suscriptores
Con Agustín Banchero, director de Las vacaciones de Hilda

El poder del detalle