Dos historias - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Dos historias

Bibliotecas ocultas y salvadas

Los libros son peligrosos y por eso corren peligro. Es sabido, desde la historia legendaria de la Biblioteca de Alejandría hasta Farenheit 451, de Ray Bradbury, que los libros han ardido en la realidad y en la imaginación, en los datos y en los símbolos. Los nazis quemaron los libros del poeta romántico Heinrich Heine, por su origen judío, quien había escrito una frase premonitoria y hoy, gracias a ellos, eterna: “Allí donde empiezan quemando libros, acaban quemando hombres”. Como contraparte, existe también un impulso por salvar a los libros que significa salvar a los hombres. Dos recientes y diversos ejemplos acaban de sumarse a mi archivo de historias de bibliotecas.

Uno viene de lejos y es reciente. En Damasco, capital de Siria, un grupo de personas, en su mayoría ex universitarios ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
CINE. Camino al oscar: Vidas pasadas

Con sabor a clásico

Cultura Suscriptores
Novela de Olga Tokarczuk

En el final de la literatura

Cultura Suscriptores
A 39 años de We Are the World

El feat más grande del mundo

Cultura Suscriptores
Triunfo colosal

Nieve en los Goya

Mundo Suscriptores
Contra la ultraderecha

Oigo a un monstruo respirar