Cultura Suscriptores

El alma de los hechos

Svetlana Alexiévich, la premio Nobel de literatura de 2015 elige, en “La guerra no tiene rostro de mujer”, la silenciada perspectiva de las combatientes soviéticas para preguntarse qué es lo que queda de humano en un ser humano mientras está en la guerra.

La guerra no tiene rostro de mujer, Svetlana Alexiévich

La historia oficial no presenta matices ni secuelas. Se sufría y se moría, pero de una forma prístina, a la manera de los santos de los íconos ortodoxos o de los carteles de las factorías de propaganda. Ese sufrimiento y esa muerte –con sus cifras imposibles de asimilar– se presentaban como un momento dramático –casi nunca trágico–, y su narración era la metáfora de la palabra “precio”. Aquellos héroes y mártires pagaron con su vida la felicidad presente. Los soviéticos antes, y los rusos ahora, le llaman la Gran Guerra Patria. Así, con mayúsculas en todas las palabras. Un nombre elegido para blindar a la historia.

Era, además, una guerra contada por los hombres. Había alguna historia puntual de mujeres, puesta ahí para subrayar el concepto de “guerra de todo un pueblo”, pero nunca su p...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Señales de una política agropecuaria regresiva.

La esquila

Sociedad Suscriptores
El nuevo directorio de Colonización y su representación

¿En nombre de quién?

Sociedad Suscriptores
Decenas de miles de trabajadores perderán su trabajo al finalizar el año

Te llevan

Sociedad Suscriptores
¿La línea fina entre el policía penitenciario y el operador?

Al filo de la navaja

Sociedad Suscriptores
Conversaciones en la Facultad de Psicología

Pandemia, psiquis y después