Cultura Suscriptores

El apéndice de Chaplin

No sólo de Gardel viven los uruguayosEl comunicado promocional titulaba: “Chaplin en el Maciel. Un ‘vagamundo’ en Montevideo”. Y en addenda tentadora: “Charles Chaplin, aquel hombrecito de bombín y bigotito, nacido en el fondo del mundo, el barrio más pobre de Londres el 16 de abril de 1889, pudo haber dejado su apéndice en Montevideo. Es una historia probable pero no imposible”. Había que ir. Había que ir, porque a la “probable, pero no imposible” visita de Chaplin a Montevideo, leyenda uruguaya que circula, errática pero porfiadamente desde hace ya muchos años, se sumaba ahora la posibilidad de conocer la historia de la pretendida intervención quirúrgica (¡y aun la del posible entierro del apéndice del artista bajo la famosa magnolia del hospital!) en las razones de dos médicos. El eve...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente