El artista profesional

Este año comienza una licenciatura en artes visuales en la Universidad Católica. Con ese nombre, parecería que se trata de la primera oferta privada en el terreno que hasta ahora monopolizó a nivel universitario el Instituto Nacional Escuela de Bellas Artes, de la Universidad de la República.

En 2007 el Consejo de Educación Secundaria creó el bachillerato artístico, una opción para los estudiantes que cursan los dos últimos años de liceo y quieren seguir carreras relativas a las artes visuales y escénicas. Desde entonces la opción se fue extendiendo cada vez más, tanto en los centros educativos públicos como en los privados, y fue acompañada del surgimiento de una cantidad de carreras y licenciaturas universitarias, hasta entonces inexistentes, en áreas como la gestión cultural, la comunicación visual, el diseño, la creación publicitaria y el cine.

Y si bien al principio los padres intentaban que sus hijos siguieran las opciones tradicionales, presuntamente más profesionales y con salidas laborales más seguras, hoy casi nadie duda de que el área artística asegura una formación académica de calidad con una inserción laboral cada vez más amplia en áreas como la comunicación, el diseño y la publicidad, y en instituciones destinadas a la producción, protección o difusión de bienes artísticos y culturales.

En ese marco es que este año comienza una licenciatura en artes visuales en la Universidad Católica. Con ese nombre, parecería que se trata de la primera oferta privada en el terreno que hasta ahora monopolizó a nivel universitario el Instituto Nacional Escuela de Bellas Artes, de la Universidad de la República, que brinda seis licenciaturas en distintas manifestaciones de las artes visuales.

La carrera de la Universidad Católica (Ucudal) propone formar artistas profesionales capaces de “realizar proyectos creativos que integran lo propiamente artístico con los recursos tecnológicos y los conocimientos de varios campos profesionales (…). Conocer modelos, prácticas y sistemas institucionales de las artes visuales contemporáneas y de las áreas de creación visual, como ilustración, fotografía, cinematografía, animación, diseño visual y gestión cultural (y) dominar las técnicas de expresión y representación visual con finalidad estética y comprensión estratégica sobre el mundo profesional”, según informa la universidad en su sitio web.

La carrera es una licenciatura de cuatro años con cinco perfiles de egreso o especialidades: animación, cinematografía, dirección en gestión cultural, diseño visual y fotografía. Los primeros dos años son comunes, y a partir del tercero se agregan cursos según la orientación elegida.

Si bien hay cursos teóricos (como teorías del arte, estética, teorías del diseño), el énfasis está puesto en el trabajo en cursos prácticos y con dinámica de taller (fotografía, recursos digitales, técnicas artísticas, ilustración), experimental y en torno a proyectos artísticos orientados a una realización concreta.

La idea es que el estudiante experimente con distintas técnicas (ilustración, animación, diseño visual, video, fotografía, volumen) y desarrolle su propia sensibilidad artística y curiosidad estética y cultural.

Una de las originalidades de esta carrera es su perfil de licenciatura en artes visuales, incluyendo especializaciones que tradicionalmente el sistema universitario uruguayo ofrece en carreras de diseño o comunicación. Hasta ahora quienes quieren estudiar producción audiovisual en Uruguay cursan en la Escuela de Cine de Cinemateca u optan por estudiar ciencias de la comunicación y especializarse en producción audiovisual.

Mariangela Giaimo, coordinadora de la carrera, explicó a Brecha que hay una diferencia conceptual importante que puede determinar la decisión de estudiar audiovisual en esta nueva opción o en la carrera de comunicación que también ofrece la Ucudal. “El énfasis en la carrera de comunicación está mucho más en el significado, en el contenido del mensaje y en su sentido, que en el lenguaje. En artes visuales se trabaja más con la expresión, con lo estético. La forma de expresarse es fundamental, más allá de qué se exprese. En audiovisual asocio esta división con las posibilidades de inserción laboral. En comunicación audiovisual la referencia es más un informativo de televisión, mientras que en esta carrera la idea es que los egresados puedan desarrollar proyectos cinematográficos, de videoarte, u otros. Es más autoral.”

La carrera incluirá pasantías tutoriadas en distintas instituciones artísticas y culturales del medio (se está conversando con museos, el Centro de Fotografía de la Intendencia, el Espacio de Arte Contemporáneo, entre otros), así como la posibilidad de cursar parte de los créditos en otras carreras de la institución (como comunicación, ingeniería audiovisual u otras). Asimismo, y dada la amplia red de convenios con universidades del exterior que tiene la Ucudal, se abre la opción de que el estudiante curse parte de los créditos de la carrera en instituciones de enseñanza artística de otros países.

Artículos relacionados