El boicot - Semanario Brecha
Edición 1639 Suscriptores

El boicot

Cada vez es más difícil sostener que se trata de una moda. Los veganos no sólo obligan a los cocineros a tenerlos en cuenta en el menú sino que provocan reconsideraciones entre los nutricionistas e, insertos en la corriente animalista, han logrado cerrar zoológicos y plantearnos disyuntivas que no podremos pasar toda la vida soslayando.

Quesos y fiambres elaborados a base de semillas de girasol y sésamo integral / Fotos: El Caldero

“Como comer lápiz. Mojás un lápiz y ñam ñam... con aceitunas. Eso parece.”

Ese fue el inapelable dictamen de un millenial de la costa canaria acerca de la mortadela vegana que le di a probar. Me pareció injusto.

Venía de almorzar en una feria de productos veganos que se hizo el sábado 8 de abril en la escueta galería que está en el rincón noroeste de la plaza Cagancha. Llegué a las dos de la tarde y encontré una pequeña multitud fundamentalmente compuesta de jóvenes; los muchachos parecían príncipes elfos y las chiquilinas vestidas por Joan Miró.

La mayor parte se agolpaba ante el mostrador de Curinga, el local que vendía hamburguesas veganas, así que era más fácil obtener sushi. Quedaban rollos rellenos de proteína de soja, remolacha y cebolla. No estaban nada mal, aunque el prot...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia