Noveno Festival de Cine Nuevo Detour

El cine nacional que se viene

Conforme la producción de cine local crece, se enriquece y diversifica, también lo hace Detour,1 único festival enfocado específicamente en el cine nacional emergente, que ya alcanzó su novena edición.

Con una programación atenta a producciones de las más variadas, el festival ha dado a conocer a muchos jóvenes talentos en los últimos años, ofreciendo una ventana de exhibición a varias de las mejores propuestas del momento. Para esta edición, hubo un récord de inscripciones, con casi 270 obras inscritas, de las cuales serán exhibidas 188 películas, contando largometrajes, cortometrajes, videoclips y series. Las proyecciones tienen lugar este año en Cinemateca, en la sala Nelly Goitiño, en Cine Universitario y en Sala Zitarrosa, con charlas con los realizadores y actividades en otras locaciones, como Brecha Bar, La Cretina o el Centro Cultural de España.

Al tiempo que continúa en carteleras comerciales La teoría de los vidrios rotos, de Diego Parker Fernández Pujol, tiene su estreno exclusivo en el festivalAsí pasamos, documental del mismo director centrado en la figura del pintor Javier Gil. El abordaje se vale de filmaciones caseras obtenidas durante dos décadas, que se utilizan para un ejercicio pequeño e intimista. Asimismo, son especialmente recomendables los ensayos audiovisuales que componen el mediometraje Extrañamiento del mundo, de Flavia Quartino, una propuesta diferente que, según la directora, se nutre de«apuntes audiovisuales, borradores de películas que no serán porque ya son antes de ser, pedacitos donde descansar la mirada de tanto en tanto y entre tanto», en los cuales experimenta con sonidos, imágenes y texturas al tiempo que plantea introspecciones varias, incógnitas que profundizan en conceptos y temáticas. Quartino ha trabajado principalmente como continuista, así como en encargos publicitarios y videoclips, experiencia que vuelca de manera notable en un cine personal, inmersivo y muy bien logrado.

El festival se inaugura con el estreno de Años luz, de Joaquín Mauad. Una road movie hacia el pueblo natal de tres hermanos, reencontrados para poner en venta la casa en la que pasaron su niñez. Mauad fue codirector de la película El sereno y da a conocer aquí su ópera prima, que viene de ser parte de la selección oficial del Festival de Málaga y obtuvo el primer premio IILA-Cinema. Se trata de una realización de Anfibia Cine, productora de Carmen Vidal, mujer detective, cofundada por Mauad y Alina Kaplan. Otros títulos de interés son el documental Delia, de Victoria Pena, el mediometraje Como el agua, Clara, de la coloniense Eliana Gonnet, Generaciones venideras: Aquí un documental, de Camila Rizzo, y La muerte de un perro, de Matías Ganz, que se vio solo en el festival de Cinemateca, se está por estrenar en salas y parece haber cosechado tantos defensores como detractores.

Pero un festival de estas características supone para los cinéfilos no solo la oportunidad de ver estrenos, sino, en muchos casos, una última chance de ver en la gran pantalla ciertas películas que pasaron fugazmente por las carteleras –en el cine nacional es, lamentablemente, la regla– y que quizá en su momento nos perdimos por falta de reflejos. Así, se reestrenan el notable documental Mirador, de Antón Terni, la extraña y para muchos genial Chico ventana también quisiera tener unsubmarino, de Alex Piperno, la luminosa comedia musical Explota explota, de Ignacio Álvarez. Otras reposiciones son las de Historias de verano, de Gabriela Guillermo, El cumple, de Carlos Morelli y Vampus Horror Tales, de varios directores.

1. Del 11 al 16 de octubre. Programación y horarios disponibles en redes.

Artículos relacionados