El discurso del método - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

El discurso del método

El cine de estos hermanos belgas, nacidos en la región minera e industrial de Valonia, merecería una categoría aparte. El último filme de Jean-Pierre y Luc Dardenne, “Dos días, una noche”, acaba de estrenarse en Montevideo, lo que ofrece una buena ocasión para mirar en retrospectiva.

Jean Pierre Y Luc Dardenne / Foto: Afp, Anne Christine Poujoulat

Al referirse a ellos normalmente se los asocia con sus colegas franceses –Laurent Cantet, Robert Guédiguian, Bruno Dumont– o británicos –Ken Loach, Mike Leigh–. Sin embargo, el cine de estos hermanos belgas, nacidos en la región minera e industrial de Valonia, merecería una categoría aparte. Su último filme, “Dos días, una noche”, acaba de estrenarse en Montevideo, lo que ofrece una buena ocasión para mirar en retrospectiva.

Cuando Robert Guédiguian visitó Montevideo el pasado octubre, mencionó, al pasar, cierto “aire de familia” entre Dos días, una noche, de los hermanos Dardenne, y su propia película, Las nieves del Kilimanjaro. Es verdad, ambas transcurren en la Europa de la desregulación laboral y de los sindicatos incapaces de brindar a la clase trabajadora una base sólida con la q...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada