El espía es un fingidor - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

El espía es un fingidor

Cómo una historia de agentes secretos puede volverse el mayor fenómeno de masas de la televisión soviética. Cómo 40 años después los activos del Kgb vuelven a ser un éxito televisivo, pero ahora en una producción del país “enemigo”. Dos series de televisión y un libro que se reeditó en Argentina. ¿Quién dijo que sólo se trata de ficciones sobre espías?

Vyacheslav Tikhonov como Isaiev/Stirlitz

Lo han llamado el James Bond soviético. Errónea comparación. Sólo se parecen en que ambos se han metido en el Adn de la cultura popular de sus respectivas civilizaciones. Bond, de Occidente. Stirlitz, protagonista de 14 novelas traducidas a 25 idiomas y 100 millones de ejemplares vendidos, del campo socialista.

El coronel de las SS Max Otto von Stirlitz, que en realidad responde a Moscú y se llama Maksim Maksimovich Isaiev, conduce su auto camino a Berlín. Sabe que la Gestapo lo busca y que su cobertura está a punto de desintegrarse. Bond iniciaría una carrera contra el tiempo y entraría a sangre y fuego en los calabozos nazis para rescatar a la joven radiotelegrafista rusa, con la que celebraría luego, entre sábanas satinadas y acompañado del mejor caviar del Mar Negro, el modo en que ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto