El gusto por adolecer - Brecha digital
Cultura Suscriptores

El gusto por adolecer

En este libro hay fragmentos de crónica roja, de periodismo considerado “gonzo”, de entrevistas a músicos (Tom Waits, Patti Smith, Nick Cave), más imágenes-fetiche alusivas a la vida doméstica del protagonista y poemas de su propia cosecha (los del narrador, que mientras narra, también poetiza).

Resaca, de Nelson Díaz

Con el corazón en la mano: ¿se puede hablar aún de “filosofía dark” sin caer en una ironía involuntaria?, ¿se puede seguir pronunciando la palabra “malditismo” sin que el presente bostece su cinismo o la comezón de un justificado aburrimiento en nuestra cara? Posiblemente para Felipe Polleri estas preguntas no sean más que zonceras: en sus líneas de contratapa a este libro –acompañadas en el halago por las de Mario Bellatin y Pablo Ramos– convoca a ambas nociones muy seriamente, presentando a Nelson Díaz como el “último dark” y la “otra secreta prueba de la secreta tradición ‘maldita’ de la literatura uruguaya”. El libro de Díaz asume gustoso esa condición y se instala en un tiempo detenido –anacronía consciente, anacronía gustosa de ser anacronía– en algún punto de aquella mareada afrenta...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La oposición que espera al gobierno de Gustavo Petro

La aprensión de las élites

Política Suscriptores
Consejo de Medicina votó compensaciones a asesores de Villar

Como de costumbre

Política Suscriptores
La incierta deriva de Villa Española tras la intervención del gobierno paraliza el fútbol uruguayo

Mucho palo pa’ que aprenda

Edición 1910 Suscriptores
Las predicciones climáticas en el contexto del cambio climático

El radio de la variabilidad climática

Sociedad Suscriptores
Las barreras para el acceso a la atención en el sistema de salud

La eterna espera