El límite del corto plazo – Brecha digital

El límite del corto plazo

La Universidad de la República se consolida en la región este, no sólo abriendo una puerta a sectores sociales con escasas chances de acceder a estudios terciarios en Montevideo: decenas de docentes investigan y asesoran a los gobernantes en estrategias locales. Sin embargo, el plan de abrir nuevas carreras y polos de investigación está en riesgo.

Cure Maldonado / Foto: Pedro González

A impulso de organizaciones de la sociedad civil y con un fuerte respaldo de sus gobiernos, los departamentos de Maldonado, Rocha y Treinta y Tres –hace dos semanas se sumó Lavalleja con cursos de educación permanente– lograron instalar en su región 18 carreras de la Universidad de la República (Udelar). El Centro Universitario Regional Este (Cure), inicialmente visto como una alternativa para evitar el desarraigo de los estudiantes obligados a viajar a Montevideo, se transformó en una usina académica con 17 ejes de investigación científica –polos de desarrollo universitario (Pdu) en temas directamente vinculados a la zona (véase recuadro)–. Por otra parte, la incorporación de representantes de la sociedad civil y funcionarios no docentes al cogobierno, tras las elecciones universitarias de 2014, contribuyó a mejorar la gestión y a fortalecer la relación del Cure con las comunidades. Antes “estaba alejado y visualizado con cierta decepción. Hubo que iniciar un fuerte trabajo con las juntas departamentales, establecer relaciones fluidas con los actores políticos, mesas institucionales, medios de comunicación y lograr convenios para resolver problemas concretos de la sociedad”, asegura a Brecha el matemático Gonzalo Perera, director regional que asumió en 2014 junto a los directores de cada sede departamental. Ahora “en el Interior hay una mayor conciencia respecto a las limitaciones y necesidades. Los gobiernos departamentales manifiestan la necesidad de contar con asesoramiento técnico y el Cure cuenta con un amplio abanico de profesiones a su disposición”, destaca el doctor, aunque admite que todavía hay mucho camino para recorrer en este sentido.

Un indicio de que van por buen camino es un acuerdo firmado con el intendente frenteamplista Aníbal Pereyra –durante su acto de asunción el 10 de julio– para definir el destino final de los residuos sólidos en el departamento de Rocha. En un año y medio ambas partes tendrán que determinar posibles soluciones técnicas y luego el sistema político tomará la decisión que corresponda. Paralelamente, sigue en marcha el primer Observatorio Turístico Inter­institucional e Interdisciplinario del Uruguay, creado el año pasado por acuerdo entre la Intendencia rochense, el Ministerio de Turismo, la Udelar, el Cure y la gremial empresarial del departamento. Con esto se pretende conocer de forma sistemática la demanda y la evolución de la oferta turística de Rocha para facilitar la elaboración de estrategias en el sector.

En Maldonado, el intendente nacionalista Enrique Antía también ha dado señales de continuar las grandes líneas de trabajo conjunto consolidadas durante las administraciones de su antecesor, el frenteamplista Óscar de los Santos. En los últimos años la academia realizó fuertes aportes para el diseño del plan de ordenamiento territorial, contribuyó a diseñar el plan de acción y gestión de Laguna del Sauce –principal fuente de agua potable del departamento–, trabajó en el plan del Ecoparque del Humedal del arroyo Maldonado, y continúa investigando en gestión ambiental.

En Treinta y Tres, se destaca el Pdu de geología y recursos minerales, donde se analiza la evolución geológica de la región y la posibilidad de exploración y explotación de los recursos minerales. Paralelamente, los investigadores dictan la carrera de tecnólogo minero. La sede olimareña se ubica en un predio cedido a la Udelar en el campo experimental de Inia, organismo que trabajará estrechamente con el Cure en proyectos de investigación e innovación. Todos los proyectos “enriquecen la toma de decisiones desde el territorio y dan grandes baños de realidad con respecto a las necesidades para el desarrollo local”, argumenta Perera, sabedor de que se avecinan tiempos difíciles para el desarrollo universitario en el Interior.

RIESGO PRESUPUESTAL. Para el período 2015-2019 el Cure diseñó, en el marco del presupuesto de la Udelar, un detallado plan que incluye la ampliación de carreras, la repatriación de docentes uruguayos y la contratación de científicos extranjeros para los polos de investigación, y la eliminación gradual de cupos para determinadas carreras, como educación física o tecnólogo en informática, entre otros objetivos. Sin embargo, el nuevo criterio presupuestal definido por el Poder Ejecutivo pone estos planes en riesgo. “El proyecto dispone ‘recursos incrementales para (…) los años 2016-2017’, en lugar de prever recursos incrementales para todo el quinquenio. Esta restricción, sin una previsión de más largo plazo, trae grandes perjuicios para la toma de decisiones en instituciones, como la Udelar, en que la planificación a largo plazo es inherente a sus fines y definiciones”, declaró el Consejo Directivo Central de la Udelar sobre el proyecto que estudia el Parlamento. También subrayó que “el aumento que propone otorgar el Poder Ejecutivo a la Udelar en 2016 implica menos del 30 por ciento de la solicitud universitaria para ese año, lo que significa un incremento menor al 5 por ciento del presupuesto actual de la institución”. Perera afirma que este nuevo criterio pone a la Universidad y al Cure en “un momento crítico, movilizador y preocupante” porque será “complicado enfrentar cinco años con un presupuesto previsto para los dos primeros años”.

Asegura que el plan regional y sus lineamientos estratégicos para el quinquenio comenzaron a trabajarse en noviembre de 2014, elaborados “a conciencia y plenamente justificados”, pero buena parte está en veremos. El Cure está “teniendo una respuesta fantástica en infraestructura y docentes, y hay una gran expectativa social, pero no podemos garantizar nada. Es posible que en 2018 tengamos una mejor asignación presupuestal, pero no hay garantías” de ello, se lamentó. “Cinco años es un plazo mínimo para poder desarrollar una planificación estratégica, en particular para una institución universitaria nueva”, remarcó.

El plan estratégico de la Udelar en el este del país –que ya no tendrá el énfasis ni la preponderancia de períodos anteriores– prevé dictar la carrera de contador público a partir de 2016 y abrir una maestría en economía del turismo en 2017. Sin embargo, según afirmó el rector Sergio Markarian durante una reunión mantenida el miércoles 16 con la Comisión de Presupuesto de Diputados, la asignación de recursos prevista por el gobierno impedirá cumplir esta meta. Señaló que “es imposible” abrir esta carrera, refirió al cierre de esta edición el diputado colorado Germán Cardoso, quien la semana próxima se reunirá con las autoridades universitarias para profundizar en el tema.

Para los próximos cinco años, también se proyectaron servicios de formación en salud; un grupo técnico asesor determinó las formaciones prioritarias para la región con la esperanza de, en 2016, crear un ciclo básico para todas las carreras de salud y, a partir de 2017, abrir titulaciones. Otras carreras se iban a instalar en 2018, pero Perera entiende que sería irresponsable hacerlo si no se puede asegurar su continuidad en los años siguientes. “Frente a esta situación de incertidumbre –dice– es preferible priorizar lo que ya está a alimentar expectativas sociales que no se puedan cumplir.”

Entretanto, el Cure procura contar con una unidad de proyectos que le permita captar fondos extrapresupuestales y elaborar un protocolo para ofrecer servicios al sector privado. Paralelamente, seguirá abocado a fortalecer su oferta con el mismo criterio de calidad y exigencia que se verifica en Montevideo, y a profundizar la captación de alumnos.

MATRÍCULA CRECIENTE. Uno de cada tres alumnos del Cure son los primeros en su familia en hacer algún tipo de estudio terciario. Cada sede departamental moviliza a cientos de jóvenes atraídos por nuevas propuestas –exclusivas, en algunos casos– o con la posibilidad de iniciar en su territorio los dos primeros años de carreras que luego podrán continuar en la capital (ciclos optativos).

La generación 2015 a nivel regional fue de 1.566 estudiantes, una matrícula superior a la de muchas facultades montevideanas. Maldonado concentra el 70 por ciento del estudiantado, es la sede que tiene más alumnos, más horas docentes y cursos. Sin embargo, la participación del departamento en la matrícula regional ha bajado debido al crecimiento de las sedes de Rocha y Treinta y Tres. La sede rochense es la que cuenta con más investigadores radicados y equipamiento de investigación instalado, en tanto la olimareña es la que más ha crecido en los últimos años. Perera explica el aumento “explosivo” de la matrícula en la incorporación de la carrera de tecnólogo en administración y contabilidad (Tac).

De hecho, el 30 por ciento de la matrícula del Cure corresponde a esta orientación económica y de administración; tiene dos años y medio de duración y, con siete materias más que se dictan en Montevideo, permite obtener el título de contador público.

Lavalleja, en tanto, dio este mes un gran paso en su integración al Cure luego que su incorporación fuera aprobada por la Udelar a principios de 2013. La sede departamental no tiene edificio propio, pero ya comenzó a dictar cuatro cursos de educación permanente y para el año próximo se proyecta el inicio de los cursos de grado. Sin embargo, tanto aquí como en el resto de los departamentos, bastante más importante que la infraestructura edilicia es la oferta académica y del equipo docente, la consolidación de la presencia universitaria y la institucionalidad del Cure. Una alternativa para sectores sociales del Interior que estaban condenados a la exclusión de la Universidad.

[notice]

Se investiga

La Udelar cuenta con más de 50 Pdu en el interior del país. Un total de 17 ya están en marcha en el Cure y, aunque se preveía instalar otros, esto dependerá de los recursos que se asignen para el período.

  • Aportes a la gestión territorial y producción responsable en la región este: biodiversidad, ambiente y sociedad.
  • Grupo de estudios territoriales.
  • Centro de investigaciones del patrimonio costero.
  • Ecología, conservación y rehabilitación de ecosistemas acuáticos continentales.
  • Grupo de investigación y formación de recursos humanos en biodiversidad.
  • Centro de actividades integradas en ciencia y tecnología de materiales y su aplicación al ambiente.
  • Centro interdisciplinario para el manejo costero integrado del Cono Sur.
  • Grupo interdisciplinario en ecología acuática de ambientes marinos y continentales.
  • Geología y recursos minerales.
  • Grupo multidisciplinario en ecología para la agricultura.
  • Patogenicidad, toxicidad y genética de plantas tóxicas en los ecosistemas pastoriles en la región este de Uruguay.
  • Teoría de redes y desarrollo socio-ambiental.
  • Grupo de estudios pesqueros y de impacto ambiental.
  • Grupo de desarrollo de estudios en geociencias del Holoceno.
  • Modelización y análisis de recursos naturales.
  • Grupo de desarrollo de las ciencias físicas y sus aplicaciones.
  • Políticas culturales y políticas de la cultura.

[/notice]

Artículos relacionados