El nudo ucraniano – Brecha digital
Destacados Suscriptores

El nudo ucraniano

La resolución del conflicto de Ucrania entre el gobierno de Kiev y los separatistas rusófilos tropezó, este miércoles 18, con la derrota del ejército ucraniano en un disputado nudo ferroviario del este. La ciudad ya había enfrentado a rusos blancos contra rojos en 1917, y a nazis contra soviéticos en la Segunda Guerra Mundial.

Conflicto en Ucrania por Ombú.

Herido pero no muerto. Ese es el diagnóstico acerca del estado del acuerdo de paz sobre Ucrania que dieron representantes diplomáticos de Alemania y Francia horas después de la toma de la estratégica Debaltsevo por parte de milicias separatistas pro rusas. El respirador artificial que lo mantiene con vida funciona con el combustible de la real politik. Europa y Estados Unidos no tienen la energía suficiente –agotados en la prioridad de hacer frente al desafío del islamismo radical– de embarcarse en una operación militar, directa o indirecta, al este de sus fronteras. Sin esa carta exterior, el gobierno de Ucrania no puede plantearse la posibilidad de derrotar a los rebeldes en el terreno militar. Así parece probarlo la pulseada de esta semana en una ciudad que es nudo ferroviario entre las...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?